Cada vez son más las personas que por motivo de horario tienen que comer en el trabajo. En estos casos lo más común suele ser:

  • Comer en un restaurante o cafetería
  • Llevar la comida de casa y comer de tupper


Aunque ambas opciones son válidas, comer de tupper tiene muchas ventajas respecto a comer de restaurante:

  • Es más económico
  • Nos aseguramos que las materias primas son de calidad (aceite de oliva virgen extra, cereales integrales, pescados frescos, hortalizas de temporada,…)
  • Mejor control de las raciones
  • Evitamos tentaciones (pan, postre, picoteo previo, refrescos, alcohol,…)



¿Qué debe incluir mi tupper?


  • Verduras y hortalizas: debe ser el grupo de alimentos más abundante
  • Proteína: legumbres, carnes blancas, huevos o pescados
  • Cereales: este grupo no es imprescindible y la ración va a depender del grado de actividad física de cada persona. En el caso de incluir este grupo, debemos elegir siempre la opción integral (pan, pasta, arroz,…)
  • Postre: elige fruta, yogur natural o yogur de soja sin azúcar
  • Bebida: siempre agua



¿Cómo preparamos un tupper saludable y completo?


  • No uses formas de cocción muy pesadas (salsas, fritos,…) ya que tendrás digestiones más lentas y puede resultar incómodo seguir trabajando
  • Incluye siempre verduras y hortalizas en cantidad abundante. Puedes optar por llevar dos tuppers; uno con un primero de verduras (crema o puré por ejemplo) y un segundo que lleve proteína junto con otra ración de verduras o bien llevar un plato único que lleve una base de verduras más el aporte de proteína (por ejemplo: ensalada de garbanzos)
  • Evita las carnes procesadas y los fiambres
  • Ayuda mucho que planificar la semana con antelación y dejar adelantadas las preparaciones que lo permitan (legumbres cocidas, verduras/hortalizas cortadas, tofu o pollo marinado,…)


¿Has probado a llevar tus ensaladas en un tarro de cristal?

Puedes reutilizar un bote de cristal como los de las legumbres cocidas o comprar uno nuevo.

Para preparar la ensalada simplemente tienes que colocar los ingredientes por capas y asegurarte de que el tarro se mantiene en vertical hasta el momento que lo consumes.

Es importante que el orden de los ingredientes sea el correcto: siempre en la base pondremos el aliño y seguiremos por aquellos ingredientes más húmedos (tomate, calabacín, pimiento,..). Después pondremos los cereales, las legumbres u otras opciones proteicas como huevo o tiras de pollo, y por último los ingredientes que queremos que queden secos como las hojas (lechuga, canónigos,..)


¿Qué tipo de recipiente es el más adecuado?


Es mejor elegir un tupper de cristal ya que son más fáciles de limpiar, no retienen olores ni sabores y tienen una vida útil más larga.
Es importante elegir un recipiente que sea apto para uso alimentario y que se pueda meter en el microondas, congelador y lavavajillas. Para ello nos debemos fijar en los iconos que tienen en la base:



alt text Apto para alimentos

alt text Apto para microondas

alt text Apto para congelar

alt text Apto para lavavajillas



Por último, te dejamos una propuesta de menú para preparar tus tuppers saludables para la semana:


  • LUNES: Surtido de setas con arroz integral y tofu/pollo en dados
  • MARTES: Espinacas con garbanzos, pimentón y ajitos
  • MIÉRCOLES: Ensalada de canónigos, tomates cherry, nueces, pimientos asados y judías blancas
  • JUEVES: Pasta integral con pisto y soja texturizada
  • VIERNES: crema de calabaza y judías verdes con tomate y huevo duro