En el año 1997, la Red Europea de Promoción y Salud en el Trabajo elaboró un documento de consenso llamado “Declaración de Luxemburgo”. En este documento se establecen los principios básicos de actuación para la buena gestión de la salud de los trabajadores en las empresas.

Según la Declaración de Luxemburgo, la Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo (PST) consiste en “ aunar los esfuerzos de los empresarios, los trabajadores y la sociedad para mejorar la salud y el bienestar de las personas en el lugar de trabajo “.

Y continúan: “ El futuro de las empresas depende, en gran medida, de que su personal esté bien preparado, motivado y sano. La Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo es una inversión de futuro ”.

Promoción de la salud en el trabajo


Los programas de promoción de la salud en el lugar de trabajo se llevan implantando en las empresas desde hace más de 40 años.

Johnson and Johnson, por ejemplo, empezó con este tipo de programas (Live for life program) en 1978. En el caso de Johnson and Johnson implantaron medidas como clases de fitness, espacios libres de tabaco, competiciones de actividad física y oferta de comida saludable en las máquinas de vending y en el comedor, entre otras muchas. También inviertieron recursos en evaluar los resultados del programa tanto en el ámbito de la salud como en el aspecto económico (retorno de inversión).

A la hora de aplicar la Promoción de la Salud en el Lugar de Trabajo se implementan en las empresas iniciativas que se engloban dentro del bienestar corporativo, wellness corporativo o wellness empresarial.

Los principales motivos por los que una empresa decide llevar a cabo estas medidas son:

  • mejorar la salud de los trabajadores
  • aumentar la productividad
  • disminuir los cambios de personal
  • reducir el absentismo
  • atraer o retener el talento

¿Cuales son las medidas o iniciativas que más se implantan?

  • Reconocimientos médicos, analíticas y otros screenings de salud
  • Programas para dejar de fumar
  • Programas de actividad física
  • Programas de gestión del estrés
  • Programas de alimentación y control de peso
  • Profesionales de salud “in company”, de manera presencial, online o telefónica
  • Juegos o competiciones wellness

Dentro de estas iniciativas, y debido al auge que ha tenido la nutrición en los últimos años, las medidas relacionadas con programas de alimentación y control de peso son de las que mayor aceptación tienen.

¿En qué consisten estas medidas?

Hay muchas acciones a llevar a cabo dentro de los programas de salud, sea cual sea el ámbito en el que queramos incidir (actividad física, tabaquismo, alimentación,etc.).

Algunas de las más utilizadas son:

  • Formaciones (presenciales y online): son charlas que la empresa ofrece a sus trabajadores, normalmente de manera gratuita y en horario laboral. Se pueden hacer de manera puntual o tipo formación continua donde se pueden tratar diferentes temas a lo largo de los meses.
  • Juegos o competiciones: este enfoque ayuda a aumentar la implicación de los trabajadores en los programas de wellness corporativo. Por ejemplo, hacer una competición a ver qué trabajador es el que da más pasos en un plazo de tiempo concreto. En este caso podemos ir haciendo un ranking en tiempo real para motivar a los trabajadores a irse superando cada día.
  • App´s: cada vez más frecuente. Las app´s de salud ofrecen información o tips sobre hábitos saludables como comida sana o actividad física.
  • Medidas de adecuación del entorno: aquí no incidimos directamente en el trabajador sino que mejoramos el lugar de trabajo. Por ejemplo, cambiar la oferta de las máquinas de vending o poner cestas con fruta gratuíta.
  • Descuentos: llegar a acuerdos con gimnasios, entrenadores personales, nutricionistas, fisioterapeutas, etc… para que los trabajadores de nuestra empresa puedan utilizar estos servicios a menor precio.
  • Servicios “in company”: llevar al profesional de la salud a las instalaciones de la empresa. Por ejemplo, un dietista-nutricionista que, una vez por semana, vaya a pasar consulta a los trabajadores de la empresa que así lo deseen.

Como has podido comprobar, hay muchísimas opciones para llevar a cabo. Con la mejora en los hábitos diarios de los trabajadores conseguimos que mejoren su salud y con ello múltiples beneficios para la empresa como mayor la productividad, menor absentismo o retención de talento.
Si estás interesado en mejorar la alimentación de los trabajadores de tu empresa, no dudes en contactar conmigo y elaboraremos un plan de bienestar corporativo a medida.

Bibliografía: