Ni repunantes ni repunantiños

Tips para mejorar la alimentación de los niños y niñas

Estefanía Dans Rodríguez

Estefanía Dans

Si no vives en Galicia es probable que el título de este post no tenga mucho sentido para ti.

La palabra “repunante” (que no repugnante) se utiliza en Galicia para hacer referencia a aquella persona que es tiquismiquis o que da la sensación de que no le gusta nada. Es especialmente frecuente aplicarla en niñas y niños pequeños y sobre todo haciendo referencia a que esos a los que se llaman “malcomedores” o que parece que no les gusta comer de nada. En estos casos pasamos de repunante a repunantiño (por eso de que son pequeños).

Yo he sido una niña repunantiña y aún me lo siguen llamando porque no me gustan cosas tan comunes como los pimientos o el chocolate (lo sé, no tengo perdón).

Pero lo cierto es que los niños no son repunantes ni repunantiños, los niños pasan por fases donde tienen más ganas de probar cosas nuevas que en otras (la famosa neofobia) y su paladar y sus gustos se van “educando” conforme pasa el tiempo. De hecho, seguro que todos recordamos esos alimentos que antes no nos gustaban nada y ahora que somos mayores nos encantan.

Los niños más pequeños suelen tener una mayor afinidad por alimentos más dulces y a medida que crecen le irán encontrando el gusto a otros sabores más amargos.

No hay ninguna estrategia mágica para conseguir que los peques coman mejor (que no más) pero si que hay algunas estrategias que podemos poner en practica que pueden resultar útiles:

Todas estas acciones te pueden ayudar, pero si lo tuviéramos que resumir en una frase sería “ten paciencia y procura dar ejemplo” , no podemos pretender que los niños coman sano si nosotros no lo hacemos.

Si necesitas asesoramiento para mejorar tu alimentación o la de tu familia, no dudes en ponerte en contacto conmigo.