Según la organización mundial de la salud (OMS), cuando un bebé nace y hasta aproximadamente los 6 meses se alimentará de lactancia (materna o de fórmula) en exclusiva y a demanda. Esto significa que no tomará nada más que leche (EXCLUSIVA) y que ofreceremos la leche de manera frecuente de día y de noche y será el bebé el que decida cuánto y cuándo comer (A DEMANDA).

LA ALIMENTACIÓN COMPLEMENTARIA (AC)

Una vez que nuestro bebé llega a los seis meses aproximadamente se empieza con lo que se conoce como alimentación complementaria. La AC consiste en ofrecer a nuestro bebé alimentos diferentes a la leche materna o a la leche de fórmula.

Como su propio nombre indica, esta alimentación “complementa”a la lactancia, no la sustituye, por lo que se seguirá ofreciendo lactancia a demanda.

Decimos aproximadamente porque no se empieza el dia que el bebé cumple 6 meses sino cuando se cumplen una serie de criterios:

  • Que el niño se mantenga sentado y con la cabeza erguida
  • Que haya desaparecido el reflejo de extrusión que es el reflejo que hace que los bebés empujen hacia fuera con la lengua cuando se meten algo en la boca
  • Que tenga la suficiente coordinación para llevarse la comida a la boca con su mano

La mayoría de los bebés cumplen estos criterios sobre el 6º mes, por eso se suele poner esta edad como el principio de la AC.

La AC puede ser en forma de triturados (las papillas de toda la vida) o haciendo Baby-Led Weaning. El BLW o alimentación dirigida por el bebé consiste en ofrecer al bebé los alimentos sin triturar, cocinados y cortados de manera que sea seguro para que el mismo los coja con su manito y se los lleve a la boca.

Ventajas del BLW

  1. Respetamos los mecanismos de hambre y saciedad del bebé. Nosotros le ofrecemos la comida pero será él el que decida cuánto quiere comer
  2. Menor riesgo de sobrepeso y obesidad infantil en niños que hacen BLW derivado del punto 1
  3. Mejor aceptación de las diferentes texturas y sabores de los alimentos. Al ofrecerle desde el principio la comida entera aprende a identificar los sabores de los diferentes alimentos y hay menos rechazo a las diferentes texturas
  4. Mejora la habilidades motoras del bebé al ser él el que se lleva los alimentos a la boca
  5. Incluímos al niños en la comida familiar ya que podrán comer lo mismo que el resto de la familia con pequeñas variaciones
  6. Es más práctico porque no hay que preparar una comida diferente para el bebé

Inconvenientes del BLW

  1. Se mancha más
  2. Tarda más tiempo en comer: esto no debería ser un problema porque realmente respetar su ritmo es algo beneficioso, pero hay que tenerlo en cuenta a la hora de planificarse
  3. Baja ingesta de hierro: para evitarlo debemos ofrecerle alimentos ricos en hierro como pescados, carnes o legumbres

Riesgos de atragantamiento

Esta es una de las principales preocupaciones de los padres a la hora de optar por este método de alimentación. Es cierto que hay que tener en cuenta una serie de precauciones importantes:

  • Siempre debe haber un adulto con el bebé cuando este esté comiendo
  • El bebé siempre comerá erguido, nunca recostado
  • Evitar las distracciones al bebé

Hay alimentos que debemos evitar por alto riesgo de atragantamiento:

  • Verduras crudas

  • Frutas duras como la manzana cruda

  • Alimentos esféricos enteros: uvas, garbanzos, arándanos, cherrys, aceitunas,…

  • Frutos secos enteros, frutos desecados y semillas grandes

  • Salchichas

Si tu bebé está en edad de comenzar con el BLW y aún te quedan preguntas sobre si es posible iniciar esta manera de alimentación, no dudes en contactar conmigo. Juntas intentaremos resolver tus dudas.