Hoy comenzamos el reto #cocinandopost.

Soy dietista-nutricionista y siendo sincera, la cocina se me da regular. Pero tengo un objetivo, quiero seguir comiendo sano y a la vez poder darle más variedad a mi alimentación y a la de mis pacientes, así que voy a ir probando diferentes recetas que, además de saludables, tengan buena pinta y os iré contando mi experiencia sobre cada plato.

La primera receta que he preparado es un  Tabulé de verduras:

Un tabulé es una ensalada fría con una base de cuscús a la que se le añaden diferentes verduras, hortalizas o frutas.

El cuscús  es un cereal que se obtiene normalmente de la sémola del trigo duro aunque también puede ser de cebada.

Hay varios tamaños de grano de cuscús, el que yo he utilizado es  de grano mediano.

Verduras Tabulé
Cuscus
Tabulé todas las verduras

Por lo que pude investigar antes de cocinar el plato, hay muchas formas de preparar un tabulé. Yo he escogido la receta con la que mejor aprovechaba alimentos que ya tenía en casa (por eso de minimizar los desperdicios) así que para completar la ensalada utilicé manzana, pepino, tomate, cebolla y cilantro.

Lo primero que hice  fue macerar el cuscús  con zumo de limón y dejarlo en la nevera. Lo ideal hubiera sido que estuviera toda la noche, pero por falta de organización y tiempo (soy un poco desastre) yo lo dejé 2 horas.

Importante saber que el cuscús  hay que hidratarlo. Para ello lo que yo hice fue calentar en un cazo  un poco de agua con sal y aceite de oliva. En cuanto el agua empezó a hervir, retiré  el cazo del fuego y añadí el agua al cuscús. Lo dejé unos 5 minutos para que absorbiera toda el agua y cuando ya estaba hidratado le añadí un poco de mantequilla y lo removí  bien para que se despegara el grano.

Por último, solo quedaba mezclar todas las verduras  y frutas que había cortado previamente  con el cuscús  y aliñar.

Errores que cometí

Corté las verduras en trozos demasiado grandes e irregulares y eso que  el pinche que tenía anoche  me avisó  (y con toda la razón) de que  hubiera sido mejor cortar trozos bastante más pequeñitos. Además la proporción de cuscús/verduras no era la correcta, demasiado cuscús  y poco de todo lo demás (eso pasa cuando te saltas las cantidades de las recetas, no lo hagáis).

Resultado del plato

5/10

El plato quedó demasiando amargo, entre el limón, el pepino y el cilantro la mezcla fue excesiva.

Pero esto es un proceso de aprendizaje y siempre se sacan cosas buenas. El cuscús me gustó  , y lo voy a volver a utilizar pero como base para otro plato distinto.

Tabulé de verduras

¡Os seguiré contando en los siguientes posts!