, , ,

Lo reconozco

breakfast-690128_1280

Lo reconozco, me he pasado comiendo estas navidades, he comido más de lo que como normalmente y para colmo no he hecho nada de deporte.  Hasta aquí nada raro si no fuera porque soy dietista-nutricionista

Antes de las navidades les pregunto a mis pacientes  cuál es su objetivo para la vuelta de las vacaciones, les pido que se pongan objetivos que les motiven pero que también sean realistas. Los hay de muchos tipos, pero casi todos mis pacientes se ponen como objetivo bajar de peso. El mío para este año era mantenerme como estaba, y no lo he conseguido. No sé cuanto peso he ganado porque no me pesé antes y después de las fiestas, pero no me hace falta, la ropa me lo dice.

Os pongo en situación, yo vivo en Madrid pero soy de Coruña, así que  cuando llegan estas fechas intento juntar un par de semanas para volver a casa y estar con mi familia y mis amigos. ¿Qué pasa en estas situaciones? Que tienes que ver a todo el mundo en muy poco tiempo y eso se traduce en hacer vida social todos los días. Siempre hay alguien con quien quedar y de paso tomar un café, salir a comer o tomarte una caña. Y luego los cafés se convierten en meriendas, las comidas tienen sobremesas infinitas y tomarte una caña acaba en “ya que estamos pedimos unas raciones”.

Y nunca quieres decir que no a ningún plan porque “para unos días que estás” tienes que aprovechar.

restaurant-690975_1280

Y eso le ha pasado a algunos de mis pacientes que, al igual que yo, saben que han subido de peso. La reacción típica en estos pacientes es llamar y aplazar la consulta para una semana o dos después porque según sus propias palabras “se han portado mal”.

Mi consejo es el siguiente, si durante la navidad has comido más (o peor) de lo que comes normalmente o te has movido menos, o ambas (como es mi caso), cuanto antes retomes lo que hacías previamente a esas fechas (entendiendo que eso que hacías era saludable), pues mucho mejor. De nada sirve aplazar una semana la visita a la nutricionista y tirarte esa semana comiendo lechuga y pavo. El trabajo del nutricionista no es echar la bronca cuando un paciente coge peso, su trabajo es, entre otras cosas, proponer soluciones e intentar que sus pacientes coman lo más sano posible.

Así que, si tú también te has pasado en estas fiestas, no aplaces la consulta con tu dietista,  estará encantada de  ayudarte!!

Feliz 2016

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *